Escudo de La Rioja

De WikiRioja

Escudo de La Rioja.jpg

El escudo de La Rioja es, junto a la bandera y el himno, uno de los “símbolos de identidad” de la comunidad autónoma, según queda oficialmente recogido en el artículo tercero del Estatuto de Autonomía. En un principio fue aprobado, mediante un decreto del Ministerio de la Gobernación el día 5 de abril de 1957, como el escudo de la entonces llamada provincia de Logroño, que finalmente fue adoptado por la comunidad autónoma en 1985.

En él quedan plasmados de forma gráfica los elementos más relevantes de la historia de la región.

Se trata de un escudo dividido en dos mitades, timbrado con una corona real. En la mitad izquierda campea la Cruz de Santiago, que se yergue sobre el monte Laturce en recuerdo de la Batalla de Clavijo, donde, según se cuenta, apareció el apóstol para interceder en la contienda.

La Cruz se encuentra flanqueada por dos conchas de peregrino para recordar que, desde los siglos del medievo, las tierras riojanas son atravesadas por el Camino de Santiago.

En la mitad derecha aparece un castillo de color dorado con tres torres almenadas que cumple una función integradora (ya que todos los partidos judiciales de la región a excepción de Calahorra tienen un castillo en su escudo), aunque también es revelador del pasado castellano que tiene la comunidad. El castillo cabalga sobre un puente de sillería, bajo el cual discurre el río Ebro.

Tanto las flores de lis como la corona real son distinciones otorgadas a la ciudad de Logroño por distintos monarcas españoles.

 
Herramientas personales