Calle Marqués de San Nicolás

De WikiRioja

(Redirigido desde Calle Mayor)

Calle Marqués de San Nicolás es la denominación oficial que recibió la ancestral “Calle Mayor” el día 1 de agosto de 1903, justamente a los tres días de haberse producido el óbito de este personaje, en consideración a que había sido tres veces alcalde de Logroño, en otros tantos mandatos, y en que había nacido, habitado y fallecido en esta calle.

El Ayuntamiento de Logroño estimó oportuno rendirle un homenaje póstumo y colocó en su casa, actual número 67, una placa en la que reza la siguiente inscripción: “Al Excelentísimo Señor Marqués de San Nicolás”, ilustre logroñés y modelo de Alcalde. Su pueblo reconocido le dedica este recuerdo”.

Esta calle, corazón del Logroño de siempre, se inicia a la altura de la arteria Avenida Viana, en legendarios tiempos conocida por “Ronda del Posito”, y finaliza en la misma Muralla del Revellín, junto a la nueva Plaza del Parlamento y al legendario ex-convento de Nuestra Señora de la Merced, convertido hoy en el edificio del Parlamento de La Rioja.

Al igual que otras calles de la ciudad, “Mayor” no tenía salida al Muro de la Penitencia, actual calle Once de Junio, pues se lo impedía la gran muralla que rodeaba por completo Logroño. A finales de 1890, el Ayuntamiento que presidía el señor Rodríguez Paterna, decidió abrir la “Calle de la Costanilla”, denominación del último tramo de la calle Mayor, hacia el Muro indicado, ya que, prescindiendo de la necesidad cada vez más agobiante de buscar amplios espacios de salida a numerosas calles, la de la “Costanilla” tenía un gran núcleo de gentes y tráfico, pues pocos meses antes, concretamente el día 14 de junio de 1890, se había inaugurado la Fábrica de Tabacos.

En enero de 1891, el Ayuntamiento encargó al arquitecto que hiciese un estudio de los metros de muralla que sería necesario derribar para abrir la calle y, una vez redactado el informe, la Corporación, con fecha 7 de marzo, lo aprobó en su totalidad. Como consecuencia fueron derribados 126 metros cuadrados de la histórica muralla. El coste del derribo fue de 945 pesetas mientras que la calle quedaba expedita en una anchura de varios metros como se sigue manteniendo en la actualidad.

Por otra parte, hasta el último cuarto del siglo pasado, “Mayor” se hallaba constituida por una enorme línea seguida de edificaciones, ya que el actual cruce con la calle Sagasta no existía, porque esta calle todavía no había sido construida. En su lugar aparecían pequeñísimos cruces con “Cerrajerías” y “Zurrerías”. Igualmente, el último tramo de “Mayor” hacia la Muralla conocido por “Costanilla” también tenía la denominación de “calle de la Merced”, vía que hasta entonces era conocida como “calle de los Azotados”, en cuya esquina con “Mayor” se ubicaba y ubica, totalmente recuperada, la casa propiedad del General ayudante de campo del General Espartero, con título nobiliario de Marqués de Covarrubias, edificio que posteriormente prestó importantes servicios a la ciudad como sede de diversas instituciones. Hace pocos años albergó al prestigioso Restaurante La Merced de Lorenzo Cañas, hoy ubicado en la Carretera de Burgos. Actualmente en dicho edificio se encuentra el Centro Cultural CajaRioja-La Merced. El palacete remonta su fecha de construcción a los últimos años del siglo XVIII, entre 1780 y 1785.

En esta legendaria arteria y todavía en algunos de sus edificios se siguen conservando los blasones representativos de las nobles familias que en ellos habitaron, además de que también aparecen diversos escudos de la ciudad. Entre éstos merece la pena destacar el existente en el número 77 con forma de muralla, con tres torres y ocho aspas de San Andrés, la misma que ostenta la bandera de Logroño.

Lógicamente, en esta “Calle Mayor”, principal arteria de la capital de La Rioja durante siglos, estuvo concentrada tanto la vitalidad comercial de la ciudad como la representación de sus principales instituciones. Así vieron la luz, entre otras, por ejemplo, la Sociedad “Círculo Logroñés” o la famosa Farmacia del Doctor Zubía.

Calle Mayor fue el nombre que Juan Antonio Bardem dió a su película que tuvo como escenario Logroño

 
Herramientas personales