El mundo rural sigue vivo: 'Palabras esenciales que se lleva el viento', arte efímero en Ojacastro

hace 8 meses · Actualizado hace 8 meses

Ojacastro

Las personas que este verano han recorrido los parajes de Ojacastro, localidad situada en La Rioja Alta, han encontrado una bella y evocadora sorpresa, tanto en caminos como entre las propias casas del municipio: una invitación a expresar con palabras aquello que desean que se lleve el viento; que se enjaule; que fluya; que se clave; o que se cuelgue.

Todo ello con el propósito que propone la autora de esta obra de arte efímera, la cantera creativa Adriana Díaz, que ha realizado este montaje junto a El Hacedor, Imágenes y Palabras, de la Aldea del Portillo de Busto, en Burgos: “Son palabras que tienen un fin esencial, que es expresar que el mundo rural está muy vivo”.

Se trata de que el arte recorra todas las arterias de este pequeño pueblo. Y, de esta forma, las personas que este verano han pasado por el camino de “El Ángel”, uno de los más transitados del municipio, por su accesibilidad para paseantes y ciclistas de todas las edades y porque proporciona una de las imágenes más completas de Ojacastro y su Barrio Pisón, han podido expresar “palabras que se lleva el viento”.

Relacionado:  El parque de paleoaventura ‘El Barranco Perdido’, arranca en Semana Santa su nueva temporada

En un alto del camino, donde precisamente el visitante recibe la mejor brisa para refrescar su camino, se han expresado palabras como “risa” o “paz entre los países”, para que la esparza el viento; pero también los viandantes quieren que el viento se lleven cosas como la “ansiedad”, otra de las palabras escritas.

En la ribera del Oja, el río que da nombre al pueblo y a la Comunidad Autónoma de La Rioja, puede encontrarse otra instalación, donde se pueden escribir “palabras que fluyan”. Allí se han escrito pensamientos como “presente” o “aprender”.

En el Barrio Pisón se ha instalado una jaula, en la que pueden encerrarse las “palabras enjauladas”, como “calma” Y entre las casas del pueblo, junto a su plaza y en un hermoso rincón encima del pequeño riachuelo que surte del agua del Oja a los pequeños agricultores que aún cultivan sus huertas, puede hallarse la petición de escribir las “palabras colgadas”, como “momento” o “transformación”.

Relacionado:  La Policía intercepta un dron que volaba junto al helicóptero de los Reyes Magos

En un tronco situado la plaza de la Iglesia, otro punto neurálgico de Ojacastro, se encuentra un tronco donde se pedían “palabras clavadas”. Y en la fachada de la casa de Adriana Díaz, convertida en un pequeño museo de la piedra esculpida, se ha instalado la matriz de toda esta obra creativa que recorre el pueblo, y con la que la autora pretende dejar claro que busca ideas “para que no se nos vaya la pinza”. Para ello, ha instalado una gran pinza esculpida en piedra, donde se propone reunir “palabras con pinzas”. Se trata de reunir a partir de allí palabras a partir de la idea original, la palabra que recorre toda esta instalación: “arte”./WikiRioja

Relacionado:  190 alumnos presentan su compromiso contra el cambio climático en la XI Conferencia Ambiental de Jóvenes

❤️ Si quieres darte a conocer o mandarnos algún artículo como El mundo rural sigue vivo: 'Palabras esenciales que se lleva el viento', arte efímero en Ojacastro puedes contactar con nosotros

Javier Muro Orío

Javier Muro Orío

Javier Muro Orío es periodista. Ha trabajado en diferentes medios de comunicación de prensa escrita de La Rioja y Álaba -La Voz de La Rioja, El Correo- y en revistas especializadas en el mundo del vino como La Prensa del Rioja.

Subir