¿Cómo comprar las entradas al Coliseo?

Experiencia completa en el Coliseo

El Coliseo es conocido en todo el mundo como uno de los lugares antiguos más impresionantes del mundo, lo que significa que puede estar bastante concurrido, especialmente en las ventanillas de venta de entradas, así que ¿por qué no considera la posibilidad de conseguir entradas que le permitan saltarse la cola en el Coliseo?

El Coliseo está situado en el corazón de la ciudad, al este del Foro Romano. Si su hotel se encuentra en el centro histórico de Roma, es posible que se encuentre a poca distancia del Coliseo.

Sin embargo, si está un poco más lejos y prefiere coger el metro, hay dos opciones. La estación de metro más cercana al Coliseo es Colosseo, que está a un paso del antiguo anfiteatro. O si no le importa caminar, la estación de metro Termini está a unos 15 minutos a pie.

Otra opción es la entrada oficial al Coliseo sin colas (vea el último precio aquí), que le da acceso a los mismos lugares que la entrada estándar, pero en lugar de esperar en una cola al llegar, podrá saltarse la cola y entrar directamente.

¿Dónde puedo comprar entradas para el Coliseo?

COMPRA DE ENTRADAS PARA EL COLISEO EN LA TAQUILLA

Puede acudir a una de las taquillas cercanas, como la de Via di San Gregorio (Palatino), Largo Salara Vecchia, antiguo Largo Romolo e Remo (Foro Romano), y Via Sacra (Foro Romano, Arco di Tito).

¿Es necesario reservar previamente las entradas para el Coliseo?

Debe reservar la visita al Coliseo subterráneo con antelación. Si solo quieres visitar el Coliseo, puedes presentarte el mismo día y comprar las entradas (pero, no para el metro).

¿Cuánto cuesta la entrada al Coliseo?

Las tarifas de entrada al Coliseo de Roma son las siguientes: Las entradas al Coliseo para adultos cuestan 12 euros. Hay una tarifa reducida para los ciudadanos de la UE de entre 18 y 25 años. Los adolescentes y los niños menores de 18 años, así como las personas discapacitadas y su asistente, son gratuitos.

Coopculture

Leila es una escritora de viajes de lujo y estilo de vida afincada en Los Ángeles con más de cinco años de experiencia cubriendo guías de destinos, reseñas de hoteles, aperturas de restaurantes, programas de recompensas de viajes y guías de compra.

El Coliseo sigue siendo el mayor anfiteatro jamás construido y es uno de los símbolos más reconocibles e icónicos de Roma. La estructura elíptica de 5 pisos mide 1.200 metros de largo, 1.200 metros de ancho y 1.200 metros de alto, y está hecha de travertino y ladrillo. En su época de esplendor, llegó a albergar a más de 50.000 espectadores que vomitaban sangre. Considerado una maravilla arquitectónica del mundo antiguo, no es de extrañar que el Coliseo encabece la lista de atracciones imprescindibles de la antigua Roma.

Sin embargo, a la hora de comprar las entradas para la atracción más popular de Roma, las colas pueden ser bastante largas, especialmente en temporada alta de turismo. Si no quiere pasar sus vacaciones esperando en una cola, aquí tiene algunos consejos útiles para evitar las largas colas en la taquilla del Coliseo Romano.

Le recomendamos que compre una entrada combinada en la cercana entrada del Palatino -la taquilla rara vez tiene cola- o en el sitio web oficial. El billete combinado incluye la entrada al Coliseo, al Foro Romano y a la colina y el museo del Palatino. Otra ventaja de la compra de esta entrada combinada es que es válida para dos días, por lo que no hay necesidad de apresurarse para ver los tres sitios en un día. Esta es la opción de entrada más sencilla que existe, ya que no se puede adquirir una entrada sólo para el Coliseo.

¿Con qué antelación se pueden reservar entradas para el Coliseo?

¿Con cuánta antelación debo reservar las entradas para el Coliseo? Las entradas del Coliseo con mejor relación calidad-precio de las concesiones oficiales del Coliseo sólo salen a la venta 3/4 semanas antes de su visita y, dependiendo de la época del año, pueden agotarse rápidamente.

¿La entrada al Coliseo es gratuita?

La entrada no es gratuita. La entrada está cubierta por el billete de entrada estándar, que da acceso al Coliseo, al Foro Romano y a la colina del Palatino. También puede visitar el Foro como parte de su visita guiada.

¿Qué entrada debo comprar para el Coliseo?

Recomendamos comprar un billete combinado en la cercana entrada del Palatino -la ventanilla rara vez tiene cola- o en el sitio web oficial. El billete combinado incluye la entrada al Coliseo, al Foro Romano y a la colina y el museo del Palatino.

Cooproducción colosseo

Como una de las atracciones turísticas más populares del mundo, una visita al Coliseo es una experiencia ineludible durante su estancia en Roma… pero averiguar cómo comprar entradas para el Coliseo puede ser una tarea sorprendentemente desalentadora.

Hemos elaborado esta guía para ayudarle a comprar entradas para el Coliseo de Roma sin confusión: sepa exactamente lo que va a obtener y asegúrese de elegir la mejor entrada para el Coliseo.

Secciones del ColiseoLo primero es lo primero: si empieza a investigar cómo comprar entradas para el Coliseo, se dará cuenta rápidamente de la vertiginosa variedad de secciones y zonas distintas del Coliseo, todas ellas comercializadas como imperdibles, por supuesto.

Suena un poco mediocre, sobre todo porque se puede admirar el Coliseo desde una altura similar en el lado opuesto con una entrada típica, pero es una experiencia muy chula. Además, como sólo los grupos de turistas pueden acceder al suelo de la arena, no suele haber mucha gente.

Las entradas estándar cuestan 12 euros e incluyen la entrada al Coliseo, el Foro Romano y el monte Palatino. La entrada también es válida para dos días consecutivos, así que si prefiere visitar el Coliseo un día y dejar la Colina Palatina y el Foro para el día siguiente, puede hacerlo.

¿Merece la pena entrar en el Coliseo?

Respuesta corta: Sí, si tiene un gran guía y un grupo pequeño. Somos una empresa de viajes, así que obviamente vamos a decir que sí. Dicho esto, no nos hemos visto obligados a convertirnos en una empresa de viajes, sino que hemos optado por esta vía porque los viajes deberían mejorar su experiencia de muchas maneras, más allá del aprendizaje.

¿La entrada al Coliseo incluye el metro?

¿La entrada al Coliseo incluye el acceso al metro? No, no todas las entradas del Colosseum incluyen el acceso al Underground. Tendrá que comprar entradas específicas para el Coliseo que incluyan la visita al suelo del estadio, a la sección subterránea y al Belvedere.

¿Merece la pena comprar el Roma Pass?

El Roma Pass puede merecer la pena si:

No vas a hacer visitas guiadas, vas a pagar el precio completo de las entradas a los lugares de interés y eres lo suficientemente organizado como para visitar los dos lugares de interés más caros en cuanto consigas el Roma Pass. Te gusta gastar un poco más de dinero para ahorrar tiempo.

Sitio web oficial del Coliseo

Consejo: La tarjeta turística de Roma es un billete combinado para todas las entradas que necesita para su escapada a Roma (incluye el Coliseo, el Foro Romano, la Basílica de San Pedro y la Capilla Sixtina). Esta tarjeta le permitirá ahorrar dinero y tiempo. Más información Tarjeta turística de Roma.

El emperador Flavio Vespasiano mandó construir este anfiteatro con capacidad para 65.000 espectadores en el año 72 de la era cristiana. La construcción del Coliseo duró ocho años y se financió con el saqueo de Jerusalén. El Coliseo, también llamado Amphitheatrum Flavium, fue inaugurado por el emperador Tito con juegos y festejos que duraron 100 días y costaron la vida de 5.000 animales. El emperador Domiciano, sucesor de Tito, amplió posteriormente el anfiteatro con un piso más y una serie de espacios bajo el Coliseo. Esto convirtió al Coliseo de Roma en el mayor anfiteatro de la historia romana, y está considerado como una de las siete maravillas del mundo.

El objetivo principal del Coliseo de Roma era entretener al pueblo -y así aumentar la popularidad del emperador- con combates de gladiadores, que a veces incluían animales salvajes, como elefantes y tigres. Era habitual que los “bestiarii” celebraran combates con animales por las mañanas. Durante los intermedios, los criminales condenados solían ser arrojados a los animales salvajes. Por las tardes se celebraban combates de gladiadores. A medida que el cristianismo cobraba importancia, los juegos bárbaros fueron finalmente prohibidos por el emperador Honorio en el año 404 de la era cristiana. El linchamiento público de un monje que intentó poner fin a una pelea entre dos gladiadores fue la gota que colmó el vaso. Hasta el año 523, sólo se celebraron allí espectáculos con animales salvajes.

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp