¿Cuál es la escultura romana?

Estatuas famosas de Roma

El arte romano se basa en el de los griegos; la escultura romana es esencialmente la continuación y expansión de la escultura griega. La época de formación de la escultura romana (y del arte en general) fue la República (aprox. 500 a.C. – 0), mientras que la época de madurez fue el Imperio (aprox. 0-500). Además de las obras mitológicas, los romanos produjeron un gran volumen de escultura cívica que celebraba a los estadistas y sus logros.

La escultura romana puede dividirse en tres formas principales: estatuas, bustos y arquitectura. Las estatuas, de las que se habla a continuación, son el tema principal de este artículo. Los bustos de emperadores y otros personajes públicos eran comunes en todo el Imperio. El orgullo cívico también se expresaba en forma de escultura arquitectónica, incluyendo relieves narrativos sobre arcos de triunfo y columnas.

Se pueden identificar dos tipos de estatuas romanas: la figura de pie y la figura montada. Los ejemplos más famosos de cada una son Augusto de Prima Porta y Marco Aurelio a caballo. Obsérvese que el niño de la primera obra no forma parte de la estatua propiamente dicha, sino que es un adorno del contrafuerte contra la pierna de la estatua (que sólo está presente como requisito estructural de las estatuas de mármol).

¿Cuál es la escultura romana?

La escultura romana combinaba la perfección idealizada de la escultura griega clásica con una mayor aspiración al realismo. También absorbió las preferencias artísticas y los estilos de Oriente para crear imágenes en piedra y bronce que se cuentan entre las mejores obras de la antigüedad.

¿Cuáles son las características de la escultura romana?

Aunque el arte romano estaba muy influenciado por los estilos griegos, también tenían sus propias formas de crear esculturas. Utilizaban materiales diferentes y tenían una gama más amplia de temas, que solían representar con un realismo verista. También tenían diferentes propósitos para su arte.

¿Qué representan las esculturas romanas?

Mientras que la estatuaria griega se creó para representar formas humanas idealizadas de atletas y dioses, la escultura de la Antigua Roma representaba a personas reales y corrientes con su belleza natural y sus imperfecciones.

Características de la escultura griega

Estatua heroica de Augusto Mientras los griegos hacían esculturas de formas humanas idealizadas, los romanos tendían a hacer retratos. Los romanos hacían esculturas de dioses, héroes, emperadores, generales y políticos. También utilizaban imágenes esculpidas para adornar los capiteles de las columnas y los cascos de los gladiadores. Las esculturas romanas a menudo reflejaban las modas y los estilos de vida que prevalecían cuando se hicieron. Los arqueólogos pueden incluso datar las esculturas romanas por sus peinados y estilos de vestir. Durante la época de Augusto, por ejemplo, las mujeres se hacían la raya del pelo en medio con un rulo central. Los Flauvios y los Antiones tenían peinados más elaborados que parecían un panal de rizos. [“Los Creadores” de Daniel Boorstin]

Las esculturas se hacían con piedras de aspecto espectacular pero difíciles de trabajar, como el pórfido de Gebel Dokhan, en el noreste de Egipto, el granito de basanita de Gebel Fatireh, en el este del país, y el mármol azul, amarillo, verde, negro y gris de otros lugares del imperio.

¿Dónde están las estatuas romanas?

El Foro Romano

La mayoría de las esculturas del antiguo foro romano ya no están allí, a decir verdad muchas de ellas acabaron en los Museos Capitolinos y Vaticanos, pero todavía hay algunas que ver.

¿Por qué es más conocido el arte romano?

El arte de la Antigua Roma, su República y posterior Imperio incluye arquitectura, pintura, escultura y mosaicos. Los objetos de lujo en metal, el grabado de gemas, las tallas de marfil y el vidrio se consideran a veces formas menores del arte romano, aunque no se consideraban como tales en la época.

¿Qué elementos nuevos se ven en la escultura romana?

¿Qué elementos nuevos se ven en la escultura romana? Los escultores romanos se basaron en elementos estéticos griegos y etruscos. Su interés por la proporción y el equilibrio procede de la sensibilidad griega, mientras que su énfasis en la transmisión de la calidad emocional del tema se remonta a los etruscos.

Materiales utilizados en la escultura romana

Influidos por el arte griego antiguo, los antiguos romanos continuaron su tradición de escultura realista a gran escala. Descubra qué hace que las obras de arte romanas sean únicas y cómo siguen influyendo en el arte actual.

Escultura romana antiguaHace dos mil años, los antiguos romanos producían una escultura extraordinariamente realista. Tomaron gran parte de su estilo de los griegos, especialmente su interés por el realismo. Sin embargo, las dos culturas tenían algunos enfoques diferentes en su arte, sobre todo en lo que se considera realista. Su estilo artístico ha seguido influyendo en el arte occidental durante cientos de años, lo que puede verse en una variedad de obras que se siguen realizando hoy en día, especialmente en edificios gubernamentales y monumentos al aire libre.

¿Cuáles son dos características del arte romano?

Los romanos perfeccionaron la técnica de pintar mosaicos y murales y destacaron los temas naturales, como los paisajes, y los temas narrativos extraídos de la literatura y la mitología. Los colores primarios utilizados en la pintura romana eran el rojo intenso, el amarillo, el verde, el violeta y el negro.

¿Cómo utilizaban los romanos las estatuas?

Los emperadores romanos solían hacer muchas estatuas en su honor y las colocaban en la ciudad. Así conmemoraban sus victorias y recordaban al pueblo quién estaba en el poder. Algunas estatuas griegas sólo sobreviven gracias a las copias que hicieron los romanos.

¿Cuál es la función de la arquitectura romana?

Especialmente bajo el imperio, la arquitectura cumplía a menudo una función política, demostrando el poder del estado romano en general, y de los individuos específicos responsables de la construcción.

Período y época de la escultura romana

El estudio de la escultura romana se complica por su relación con la escultura griega. Muchos ejemplos, incluso de las esculturas griegas más famosas, como el Apolo Belvedere y el Fauno Barberini, sólo se conocen a partir de “copias” romanas imperiales o helenísticas. En su momento, los historiadores del arte consideraron que esta imitación indicaba una estrechez de la imaginación artística romana, pero, a finales del siglo XX, el arte romano comenzó a ser reevaluado en sus propios términos: algunas impresiones de la naturaleza de la escultura griega pueden basarse, de hecho, en el arte romano.

Los puntos fuertes de la escultura romana se encuentran en el retrato, donde se preocupan menos por el ideal que los griegos o los antiguos egipcios, y producen obras con mucho carácter, y en las escenas narrativas en relieve. Los ejemplos de escultura romana se conservan en abundancia, en total contraste con la pintura romana, muy practicada pero que se ha perdido casi en su totalidad. Los autores latinos y algunos griegos, especialmente Plinio el Viejo en el libro 34 de su Historia Natural, describen estatuas, y algunas de estas descripciones coinciden con las obras existentes. Aunque una gran cantidad de escultura romana, especialmente en piedra, sobrevive más o menos intacta, a menudo está dañada o fragmentada; las estatuas de bronce de tamaño natural son mucho más raras, ya que la mayoría han sido recicladas por su metal[1].

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp