¿Dónde está el pueblo de Arcos?

Venta de viviendas en Arcos de la frontera

Su casco antiguo está declarado Bien de Interés Cultural. Torres, iglesias y espléndidos miradores con vistas al río Guadalete son algunos de los innumerables atractivos que ofrece esta zona, en plena ruta de los Pueblos Blancos. Pero Arcos es también un lugar en el que se conserva fielmente la tradición, como se puede comprobar en sus fiestas, como en Semana Santa, o en su gastronomía, donde el cerdo ibérico y los productos hortícolas cobran protagonismo.

Habitada desde la Prehistoria, fueron los árabes en la Edad Media los que hicieron de Medina Ar-kosch un importante punto defensivo. Más tarde, su valor estratégico la convirtió en la capital de un reino de taifas. Este pasado árabe ha dejado en Arcos de la Frontera un entramado urbano de calles empinadas y estrechas en un promontorio rocoso con el río Guadalete serpenteando a sus pies.

Justo en el centro se encuentra la Plaza del Cabildo. En este espacio se concentran algunos de los edificios más notables de la ciudad, como el Ayuntamiento y el Castillo Ducal, una fortaleza musulmana reconstruida en el siglo XV. Frente a ellos se encuentra el Parador de Turismo, ubicado en la antigua Casa del Corregidor. Paredes encaladas, rejas y azulejos son algunos de los rasgos característicos del edificio, cuya arquitectura típica andaluza se integra perfectamente en las casas de Arcos. Antes de abandonar la plaza, el visitante puede dirigirse a uno de los numerosos miradores de la zona, que ofrecen una impresionante panorámica de los alrededores.

¿Merece la pena visitar Arcos de la Frontera?

Situado en un valle y rodeado de montañas y agua, este impresionante pueblo merece sin duda una visita. Es obligatorio visitar la exposición permanente de cuero, también el casco histórico, el ayuntamiento, la iglesia de Nuestra Señora de la O.

¿Cómo es que pueblos como Arcos tienen el nombre de la Frontera?

Estos maravillosos patios de azulejos frescos, llenos de plantas, piscinas y alegres actividades familiares, son típicos de toda la región. La iglesia principal de Arcos, así como el nombre de la ciudad (de la frontera), recuerdan la Reconquista, la lucha de siglos para recuperar España de los moros musulmanes.

¿Qué significa De La Frontera en español?

Parte de su nombre, de la Frontera, significa “de la frontera” porque estaba en el límite entre las poblaciones islámicas y cristianas. La ciudad es conocida por la cría y entrenamiento de los mundialmente famosos caballos andaluces.

Mapa de Arcos de la frontera

Elevándose desde la baja campiña andaluza, un grupo de altos acantilados se eleva hacia el cielo. En su cima se encuentra el famoso Pueblo Blanco de Cádiz: Arcos de la Frontera. Como la nata montada que corona un café con leche, las casas encaladas del pueblo descansan en lo alto de los acantilados, cortándose en la propia roca sobre la que se asientan.

La posición de Arcos de la Frontera, en lo alto de su entorno, la convierte en un lugar muy atractivo. Arcos de la Frontera está habitada desde hace miles de años, y se han encontrado objetos de la época neolítica. De hecho, su historia abarca desde la Edad de Bronce, los fenicios y los romanos, los moros, hasta la actualidad.

Pero esta historia no es necesaria para darse cuenta del increíble lugar que es Arcos de la Frontera. En cuanto vea los acantilados de este Pueblo Blanco y el encantador pueblo que se derrama por las laderas de su cresta de arenisca, sabrá lo especial que es.

Rodeado por las orillas del serpenteante río Guadalete que atraviesa el valle, este Pueblo Blanco es un lugar de otro tiempo. Su situación aislada, en medio de cientos y cientos de hectáreas de olivares, nos habla de una época más pastoril en la que el ritmo de vida era más lento.

¿Quién construyó Ronda España?

Ronda es una de las ciudades más antiguas de España, colonizada por los celtas hacia el siglo X a.C. con el nombre de Arunda. La ciudad continuó prosperando bajo los romanos, al igual que el cercano asentamiento de Acinipo, fundado originalmente por los fenicios.

¿Por qué las casas en España son blancas?

Para proteger las casas del sol durante el verano. Las casas blancas son más frescas durante el caluroso verano que las de otros colores. Esta sabiduría proviene de los moros. El color blanco refleja la luz del sol y no la absorbe, manteniendo la casa fresca.

¿Qué parte de España es Andalucía?

Andalucía es la región más meridional de España. Limita con Portugal por el oeste, con las regiones españolas de Castilla-La Mancha y Extremadura por el norte, con la región de Murcia por el este y con el territorio inglés de Gibraltar y el mar Mediterráneo por el sur.

Cosas que hacer en Arcos de la frontera

Arcos asfixia su cima, cayendo por todos lados como la cola de un vestido de novia. El laberíntico centro histórico es un festín para los fotógrafos. Puedo sentir la brisa que se cuela por las estrechas calles mientras los conductores tiran de los retrovisores de los coches para abrirse paso.

Los residentes se jactan de que sólo ven las espaldas de los pájaros mientras vuelan. Para ver lo que quieren decir, subo al mirador de la plaza principal, en lo alto del casco antiguo. Me subo a la barandilla -el punto de partida de los suicidas de la ciudad-, miro hacia abajo y reflexiono sobre los problemas de erosión del lujoso hotel del acantilado, los ordenados naranjos, los invernaderos llenos de flores, las bonitas vistas hacia Marruecos… y las espaldas de los pájaros mientras vuelan.

La iglesia de Santa María da a la plaza principal. Tras la reconquista de Arcos a los moros en el siglo XIII, se construyó la iglesia, encima de una mezquita. En el pavimento hay un círculo mágico del siglo XV: 12 piedras rojas y 12 blancas; las blancas representan varias constelaciones. Cuando un niño acudía a la iglesia para ser bautizado, los padres se detenían aquí primero para realizar un buen exorcismo cristiano. El exorcista se colocaba dentro del círculo protector y limpiaba al bebé de cualquier espíritu maligno. Este era también un lugar sagrado en la época musulmana. Aunque los residentes cristianos ya no lo utilizan, los sufíes islámicos siguen viniendo aquí en peregrinación cada noviembre.

¿Ronda es una ciudad o un pueblo?

Ronda, municipio de la provincia de Málaga, en la comunidad autónoma de Andalucía, sur de España. Se encuentra en la Serranía de Ronda, al oeste de la ciudad de Málaga. La ciudad está situada en dos colinas divididas por un profundo barranco (El Tajo de Ronda) que contiene el río Grande, que es un afluente del río Guadiaro.

¿Merece la pena visitar Ronda?

Me gustó mucho visitar Ronda, es el lugar ideal para una excursión de un día si estás en Málaga o Sevilla. Una vez aparcado, se puede hacer todo a pie y ver las principales atracciones durante el día. Y hay que decir que el Puente Nuevo es especialmente impresionante. Hace de Ronda una atracción imprescindible para visitar en Andalucía.

¿Cómo se llama una casa española?

¿Cómo se llaman estas casas? Las casas de inspiración española construidas en las primeras décadas del siglo XX suelen describirse como Coloniales Españolas o Renacimiento Español, lo que sugiere que toman prestadas las ideas de los primeros colonos americanos procedentes de España. Sin embargo, las casas de estilo español también pueden llamarse hispanas o mediterráneas.

Dónde aparcar en Arcos de la Frontera

Arcos de la Frontera (pronunciación española: [ˈaɾkoz ðe la fɾonˈteɾa]) es una ciudad y municipio de la comarca de la Sierra de Cádiz, provincia de Cádiz, en Andalucía, España. Está situada en las orillas norte, oeste y sur del río Guadalete, que fluye alrededor de tres lados de la ciudad bajo altísimos acantilados verticales, hasta Jerez y la Bahía de Cádiz. La ciudad goza de una hermosa vista en lo alto de una cresta de arenisca, desde la que se puede ver el pico de San Cristóbal y el valle del Guadalete. La ciudad obtuvo su nombre por ser la frontera de la batalla de España con los moros en el siglo XIII[2].

Arcos se convirtió en una taifa árabe independiente en 1011 durante el prolongado colapso del califato omeya de Córdoba. Arcos se asoció con el Jerez de ‘Abdun ibn Muhammad, que gobernó desde c. 1029/1030 hasta 1053. La región fue conquistada por la dinastía almorávide en 1091. De 1145 a 1147 la región de Arcos y Jerez fue brevemente una taifa bajo dependencia de Granada, dirigida por Abu’l-Qasim Ahyal.

Es famosa por sus diez campanas, que tocaron durante toda la guerra con los moros. Varios estandartes moros fueron tomados en la cercana batalla de Zahara y se exponen en una iglesia de Arcos desde 1483[2].

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp