¿Que no perderse en la Alsacia?

Ruta del vino de Alsacia

¿Cuál será su favorita entre nuestras tres ciudades? Estrasburgo es una obra maestra de la arquitectura. Colmar hace las delicias de los amantes del patrimonio y del buen vivir. Mulhouse es conocida por su ingenio y le invita a descubrir sus numerosos museos. Cosmopolita, culinaria o artística, ¡elija su ciudad alsaciana favorita!

¿Cuál será su favorita entre nuestras tres ciudades? Estrasburgo es una obra maestra de la arquitectura. Colmar hace las delicias de los amantes del patrimonio y del buen vivir. Mulhouse es conocida por su ingenio y le invita a descubrir sus numerosos museos. Cosmopolita, culinaria o artística, ¡elija su ciudad alsaciana favorita!

Un placer sensorial en todos los sentidos. La Ruta del Vino de Alsacia es un recorrido mágico de casi 170 km. Es una de las rutas turísticas más antiguas de Francia y serpentea a lo largo de las laderas y a través de muchos pueblos vinícolas con encanto. A lo largo del camino hay mucho que descubrir, incluidas las catas de vino. Disfrute de una gran excursión en la región vinícola de Alsacia.

¿Por qué es famosa Alsacia?

La región de Alsacia, situada en el noreste de Francia, es famosa por su vino, sus coloridas casas con entramado de madera y sus castillos que se asientan en las cumbres de los Vosgos.

¿Cuántos días necesita en Alsacia?

Para disfrutar de la mejor experiencia, planee pasar al menos 3 días en la ruta del vino de Alsacia. Así tendrá tiempo suficiente para hacer excursiones de un día a las ciudades, degustar la comida alsaciana, hacer catas de vino y vivir de verdad esta región.

¿Cuál es el plato nacional de Alsacia?

Choucroûte garnie

El “plato nacional de Alsacia” es una versión del chucrut alemán. La col fermentada se cuece en vino blanco, cerveza o sidra y se condimenta con bayas de enebro y granos de pimienta negra.

Alsace france

Al visitar estos dos museos alsacianos, podrá asomarse a la épica historia del transporte, desde las primeras locomotoras hasta el actual tránsito de alta velocidad y las marcas de coches más bellas del mundo: Bugatti, Mercedes, Rolls-Royce y otras.

El edificio diseñado por Rudy Ricciotti sirve de escaparate para la extraordinaria colección del humanista Beatus Rhenanus, compuesta por manuscritos y documentos medievales de los siglos XV y XVI.

La plaza, que lleva el nombre del Rey de Polonia, fue construida en el siglo XVIII y conecta dos barrios, el casco antiguo y la ciudad medieval. La plaza de Sanislas es un ejemplo perfecto del clasicismo francés, catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Si alguna vez ha soñado con correr descalzo por el bosque, este es su lugar. En un recorrido de 1,2 kilómetros, podrá volar sobre una gran variedad de paisajes: piedras, madera, corteza, losas, arena, conos de abeto, arroyos… ¡todo a pie!

No hay nada más estimulante que atravesar los bosques nevados de los Vosgos, tirado por un equipo de perros. Viva esta fantasía montañosa en el Ballon d’Alsace, al pie del Lago Negro o en el paso de Platzerwasel.

¿Se habla alemán en Alsacia?

La lengua oficial de Alsacia es el francés. Es lógico, ya que está en Francia. Sin embargo, el alemán se enseña en todas las escuelas, simplemente porque la proximidad a Alemania hace que sea una necesidad muy práctica.

¿Qué tenía de importante la Alsacia-Lorena?

Alsacia-Lorena era una región fronteriza situada entre el río Rin y los Montes Vosgos. Su papel en la propaganda bélica francesa, su ubicación geográfica y su tumultuosa historia reciente se combinaron para dar a la región una experiencia distinta de la Primera Guerra Mundial.

¿Sigue Alemania reclamando Alsacia-Lorena?

Este territorio fue retrocedido a Francia en 1919 después de la Primera Guerra Mundial, fue cedido de nuevo a Alemania en 1940 durante la Segunda Guerra Mundial, y fue retrocedido de nuevo a Francia en 1945. Alsacia-Lorena Encyclopædia Britannica, Inc.

Pueblo de Alsacia

Limitando con Suiza al sur y con Alemania al este, la región histórica y cultural de Alsacia es decididamente única y llena de carácter. Alsacia forma parte de la región francesa del Gran Este y ha cambiado de manos entre Francia y Alemania varias veces a lo largo de los años. Como resultado, esta parte de Francia tiene su propia identidad, historia y cocina, que es en parte alemana y en parte francesa, y toda ella es única.

Llena de pueblos pintorescos y de color caramelo que parecen sacados directamente de un cuento de hadas, hay muchas atracciones en Alsacia que hacen de esta zona el destino perfecto para una escapada de fin de semana desde París o un viaje más largo. Esta región es el lugar al que acuden muchos franceses para disfrutar de unas vacaciones perfectas, así que sabe que la comida, el paisaje y el vino deben ser absolutamente increíbles.

La región de Alsacia está atravesada por las clásicas líneas París – Nancy – Estrasburgo, y París – Troyes – Chaumont – Mulhouse.  Las otras dos principales rutas ferroviarias de la región son Basilea – Mulhouse – Estrasburgo (- Metz – Luxemburgo) y Nancy – Metz – Luxemburgo.

¿Alsacia-Lorena es más alemana o francesa?

Alsacia no es Alemania, pero tampoco es Francia

Aunque Alsacia forma parte de Francia, a veces se percibe como una excepción cultural, en parte debido a los largos periodos que pasó bajo influencia alemana. En 1871, Alsacia se anexionó al nuevo Imperio Alemán tras su victoria en la Guerra Franco-Prusiana.

¿Qué longitud tiene la ruta del vino de Alsacia?

La legendaria Ruta del Vino de Alsacia, de 170 km, atraviesa una serie de pintorescos pueblos, conocidas ciudades vinícolas y paisajes excepcionales.

¿Qué es la ruta del vino de Alsacia?

Situada en el este de Francia, la Ruta del Vino de Alsacia se extiende a lo largo de 170 km, comenzando cerca de Estrasburgo en el norte y terminando justo al sur de Colmar. Esta zona es una maravillosa mezcla de cultura francesa y alemana. Los coloridos edificios con entramado de madera se alinean en las calles empedradas.

Visita a alsace

Las regiones fronterizas parecen tener algunas de las mejores cocinas y la comida alsaciana es un ejemplo de ello.    Comiendo en Alsacia, se obtiene el sabor de la comida francesa y alemana y una tercera versión de la mezcla de las dos cocinas. Las especialidades de la comida alsaciana son algunas de mis favoritas.

La Alsacia es una región de Francia situada en la orilla occidental del río Rin, fronteriza con Alemania.    A lo largo de la historia, esta zona ha alternado entre la bandera alemana y la francesa.  Los habitantes de la zona tienen su propia lengua, el alsaciano, y han desarrollado una cultura única que incluye comida con influencias de ambos países. La ciudad más importante es Estrasburgo y otras ciudades son Colmar y Riquewihr, inspirada en La Bella y la Bestia.

La historia de la región alsaciana se remonta al año 1500 a.C., cuando los celtas se asentaron aquí por la riqueza de su suelo y sus tierras de cultivo.    Los romanos se instalaron aquí en el 58 a.C. reconociendo su potencial para la viticultura. Con el declive del imperio romano, los habitantes pasaron a formar parte de las tribus alemanas y luego de los francos bajo el mandato de Carlomagno. Cientos de años y muchas disputas fronterizas entre Francia y Alemania hicieron que Alsacia estuviera unas veces en un lado y otras en el otro.      Es una larga historia. El efecto gastronómico es la influencia de los productos alemanes (piense en el chucrut y las salchichas) en los platos franceses del campo

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp